Parque Nacional de los Everglades, Florida (USA)

English Version Bellow Everglades National Park, Florida (USA)

El último fin de semana de Febrero de 2015 fue la fecha elegida para realizar mis últimas visitas en Florida. Mala elección.

Coincidían varios factores que hacían que los precios de las habitaciones de hotel en todo el estado de Florida tuviesen unos precios disparatados.

Aún estaba saliendo de Cabo Cañaveral cuando me propuse reservar un alojamiento en cualquier lugar a medio camino de mi próximo destino. Los Everglades.

Sin embargo mis esfuerzos no dieron resultado y mi única opción fue volver a St. Pete (al otro lado de la península de Florida) para, al día siguiente, madrugar y dirigirme hacia mi pantanoso destino. Iban a ser muchos los kilómetros totales que me iba a cargar a las espaldas, pero todos y cada uno de ellos iban a merecer la pena.

El sol del Domingo aún no iluminaba las playas del Golfo de México cuando yo trataba furtivamente de salir de la casa en la que, de forma un poco masificada, convivía con mis compañeros de trabajo. Por suerte, los infortunados que dormían en el salón no notaron mi “huida”.

Desayuné demasiado en un Waffle House y me dirigí hacia el Sur. Amanecía y yo no podía refrenar la tentación de parar cada pocos kilómetros para hacer fotos de puentes y paisajes que amenizaban mi camino y lograban que el sueño no se apoderase de mi. Sin embargo, y muy a mi pesar, tenía el tiempo limitado y cada minuto era un tesoro.

image

Avanzaba la mañana y poco a poco el paisaje cambiaba, incluso alguna señalización parecía completamente disparatada. O acaso has visto alguna vez una señal de tráfico que te advierta del peligro de la presencia de panteras cruzando la carretera. Pero, ¿y que pasa con las vacas? ¿se las comieron los felinos? bufff, y, ¿quién da un paseo por esta zona con sus hijos? 😀

image

image

Más que el Sur de Florida parece el Serengueti! por lo menos no hay leones jajaja.

Pero exactamente, ¿a dónde me dirijo?

El Parque Nacional de los Everglades es un humedal  con una extension de más de 6000 kilómetros cuadrados ( algo así como la comunidad autónoma del País Vasco). Un ecosistema único protegido por la unesco como reserva de la biosfera y patrimonio de la humanidad. Sin duda un paraíso ornitológico donde también campan a sus anchas caimanes y cocodrilos, tortugas, serpientes, nutrias…etc

image

Para disfrutar del parque tienes mucha variedad de actividades, canoas, senderismo, centros de vida salvaje..pero lo más pintoresco y, no nos engañemos, una de las actividades que me movieron a visitar el parque, excursiones por los pantanos en aerodeslizador.

image

Todos hemos visto en alguna ocasión, al menos en la televisión o en el cine, estos cacharros propulsados por enormes hélices que parecen flotar sobre los pantanos.

Intenté reservar en linea en alguna central de reservas, pero en ocasiones, suele suceder que el precio se incremeta por culpa de los intermediarios, así que decidí jugármela e ir directamente a uno de los lugares donde más centros de actividades de este tipo aparecían en los buscadores de internet.

El pueblo se llama Everglades City y es una pintoresca localidad en la que abundan aerodeslizadores, embarcaciones deportivas e incluso barcos pesqueros por doquier, aunque claramente estos últimos parecen no disfrutar del mismo auge que los primeros.

image

No me complico mucho la vida y me meto en el primer establecimiento que ofrece estos servicios y casualmente, justo en ese momento, zarpaba una de estas embarcaciones con un grupo de turistas de median edad muy simpáticos.

image

Salimos del embarcadero lentamente y al momento vemos aparecer un manatí, que parece jugar con nosotros al despiste y se aleja apaciblemente por las tranquilas aguas pareciendo ser consciente del ruido atronador que en unos minutos iban a desprender las hélices situadas detrás de nuestros asientos. ¿De verdad hace tanto ruido? pues en efecto, pero por ello al subir te proporcionan unos auriculares que te protegen de una sordera definitiva.

Después de navegar por la zona portuaria de forma muy tranquila, aquel aparato del demonio se lanzó a toda velocidad entre los canales que se forman en los manglares. Dicen que alcanzan  70 km/hora pero desde luego la impresión es que vuelas, y nada puede parar su avance. Sin duda el hombre que conduce se conoce cada una de las ramas que sobresalen hacia el canal y apura al máximo la distancia a los obstáculos para provocar nuestro entusiasmo.

image

En ocasiones reduce la marcha para enseñarnos algún cocodrilo o algún bicho que aparece entre la vegetación, pero lo más divertido fue darles agua a unos mapaches que parecían esperar por alguna chuchería.

image

image

Puedes elegir la duración de la excursión, yo estuve aproximadamente una hora y el precio rondó los  40 dólares, si bien es cierto que, el “capitán” de la embarcación deja claro en un nada discreto cartel situado en el frontal del aerodeslizador que su sueldo son exclusivamente las propinas. Prácticamente resulta obligatorio añadir cinco dólares más en concepto de propina.

Y terminó esta divertida experiencia, realmente me hubiese encantado arrancarle la palanca al “conductor” y haber estado todo el día dándome vueltas por el parque, pero decidí comportarme y seguir mi camino.

No lejos del pueblo encuentro una oficina de turismo donde me recomiendan varios puntos donde puedo ver fauna autóctona y me proporcionan un mapa, bueno, lo típico en un sitio así, y mientras me dirijo hacia los lugares marcados me encuentro con algo curioso y entrañable. Una pequeña cabaña pintada de color blanco situada en un margen de la carretera que alberga la oficina de correos mas pequeña de los Estados Unidos y realmente está operativa pues, aunque ese día era Domingo, se podían ver por su ventana signos evidentes de su total funcionalidad. No deja de ser una curiosidad de las que abundan por todo el país pero que sin duda, y en eso los norteamericanos son especialistas, recibe bastante más relevancia  de la que se merece.

image

Después de una parada y unas fotos sigo por la carretera que atraviesa el parque y me llama la atención un sistema de radares que avisan de la presencia de animales cruzando la carretera. Al parecer cuando un animal sale de la cuneta, automáticamente  el radar se lo notifica a las señales de trafico que informan al conductor de que en la carretera hay más “animales” de lo habitual. :b

image

Llego a un centro de observación de fauna salvaje y, curiosamente, lo que más me sorprende no está en el agua o en la vegetación sino en el parking. Se trata de una moto tipo scooter. En el país de las Harley Davidson y de los motores sobrealimentados llama la atención que alguien viaje en una moto de cilindrada limitada y que, para mayor sorpresa, es conducida por una sexagenaria que procede de Texas y pretende llegar a Key West. No pude remediar ponerme a hablar con ella e interesarme por sus viajes y aventuras con aquella pequeña motocicleta. Sin embargo, después de un buen rato de charla,  me di cuenta de que se me estaba escapando el tiempo y que todavía podría encontrar alguna sorpresa más en ese infinito paisaje vegetal.

image

Desde esa zona partía una pista y al comprobar que no había ninguna prohibición para circular por ella me cercioré de que al final de la misma hubiese otra carretera o al menos un destino interesante.

image

Sin embargo todo era interesante. En cada parada que hacía lo extraño era no ver caimanes esperando una presa. Lo que realmente me hacía pensar era que demonios comerían tal cantidad de reptiles y eso hacía que mis paradas a hacer pis se convirtiesen en pequeñas aventuras de supervivencia :b

image

Todo era genial y después de una hora rodando, de repente terminó la carretera de tierra en ningún sitio, en medio de nada que no sea vegetación. Qué gran explorador estoy hecho! jajajaja . Y lo que toca es darme la vuelta por donde vine y, tristemente, comenzar el regreso al Norte, sin embargo, antes de llegar a St Pete puedo disfrutar de un último regalo. Esta maravillosa puesta de sol que no deja ser el broche perfecto para un día perfecto.

image

ENGLISH VERSION

The last weekend of February 2015 was the date chosen for my last visits in Florida. Bad choice.

That weekend coincided several factors that made increase room hotel prices in a crazy way.

When I was leaving Cape Canaveral I decided to book room anywhere halfway to my next destination. The Everglades.

But my efforts were unsuccessful and my only option was to return to St. Pete (the other side of the peninsula of Florida) for the next day, get up early and head to my swampy destination. They were to be many total kilometers that I was going to charge back, but each and every one of them would be worth.

The sun did not shine on Sunday even the beaches of the Gulf of Mexico when I was sneaking out of the house in which so a little crowded, lived with my coworkers. Luckily, the unfortunates who slept in the living room did not notice my “flight”.

I had a strong breakfast  in a waffle house and headed south. Dawn and I could not restrain the temptation to stop every few kilometers to take pictures of bridges and landscapes enlivened my way and managed that sleep not seize me. However, much to my regret, I had limited time and every minute was a treasure.

The morning progressed and gradually the landscape changed, even some signs seemed completely crazy. Or have you ever seen a road sign that warns you of the danger of the presence of panthers crossing the road…But, what about cows? cats ate them? bufff, and who stroll through this area with their children?

More than South Florida seems the Serengeti! at least no lol lions.

But exactly where do I go?

The Everglades National Park is a wetland with an area of ​​over 6,000 square kilometers. A unusual ecosystem protected by UNESCO as a biosphere reserve and World Heritage. Certainly an ornithological paradise where also rampant alligators and crocodiles, turtles, snakes, otters … etc

To enjoy the park you have a lot of variety of activities, canoeing, hiking, wild life centers and, no doubt, one of the activities that prompted me to visit the park, Airboat tours.

We everybody  have seen almost on television or in the movies, this kind of machines that seem to float over the marshes.

I tried booking online at any center, but sometimes it happens that the price increase because of intermediaries, so I decided to take my chances and go directly to one of the places where activity centers of this type appeared in the Internet search engines.

The village is called Everglades City and is a picturesque village, abounding hovercraft, pleasure craft and fishing boats everywhere.

I  get into the first facility that offers these services and coincidentally, just at that moment, one of the airboats sailed with a group of tourists.

We left the dock slowly and we see a manatee, which seems to play with us going away from the calm waters seeming to be aware of the thundering noise in a few minutes  release the propellers that were located behind our seats. Really it makes so much noise? for indeed, but they provide you  headphones to protect you from deafness.

After sailing through the port area in a very quiet way, that device launched at full speed between the channels formed in the mangroves. They say that reach 70 km / hour but certainly the impression is that flying and nothing can stop its progress. the man driving from his lofty seat and known each of the branches that protrude into the channel known.

Sometimes downshift to shoe us a crocodile or another kind of animal that appeared in the vegetation, but the most fun was giving water to the raccoons that seemed to be waiting for some bauble.

You can choose the length of the tour, I was about an hour and the price was around $ 40, while it is true that the “captain” of the boat makes it clear in no discreet sign on the front of the hovercraft that his salary are only tips. Practically it is mandatory to add five dollars in gratuity.

Not far from the village I find a tourist office where recommend me several points where I can see native wildlife and give me a map, while I go to the bookmarked sites I meet a beloved site. A small hut painted on white located in a side of the road. This is the smaller US Postal and really is operating, you could see through the window obvious signs of its full functionality . No longer is a kind of curiosity that abound throughout the country but surely, and that the Americans are specialists, it receives considerably more relevance than it deserves.

After a stop and some photos I follow the road through the park and pay my attention in a radar system to warn of the presence of animals crossing the road. Apparently when an animal out of the gutter, the radar automatically notifies traffic signals that inform the driver on the road there are more “animal” than usual. : B

I stop my car in an observation point of wildlife and, interestingly, i be surprised not on the water or vegetation but in the parking.with a small motorcycle. In the land of Harley Davidson and supercharged engines is striking that someone traveling on a limited power motorcycle, and moreover if is driven by a sexagenarian who comes from Texas and goes to Key West. I could not help myself to talk to her and get interested in their travels and adventures with this little motorcycle. However, after a good time to talk, I realized that I was escaping time and could still find some surprises in this infinite landscape.

From that area I started a track and seeing that there was no prohibition for driving, I check that the end of it was another road or at least an interesting destination.

However it was interesting. At each stop he did not see the strange thing was waiting for a prey alligator. What really made me think was that demons eat so many reptiles and that made my stops to pee little survival adventures :b

Everything was great and after an hour driving suddenly ended the dirt road anywhere in the middle of nothing. What a great explorer I am hahaha. I turn around from where I came from and, sadly, begin the return to the North, however, before arriving at St Pete can enjoy one last gift. This wonderful sunset, the perfect end for a perfect day.

Anuncios

Un comentario en “Parque Nacional de los Everglades, Florida (USA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s