Cabo Cañaveral, Kennedy Space Center ( Florida ) parte 2

( English version bellow. Cape Canaveral, Kennedy Space Center Part II )

La carretera de acceso a Cabo Cañaveral se me antoja tan mítica como el destino en si mismo. Una recta rodeada de vegetación pantanosa y una naturaleza desbordante que parece que conduce exactamente…a ningún sitio.

image

Sin embargo el centro de recepción de visitantes está allí, justo a la derecha de un control policial que corta el paso  hacia zonas que se  barruntan mucho más interesantes. El único lugar hacia el que te conduce la dirección obligatoria es a un parking donde tienes que pagar diez dólares. Parece curioso que en un lugar con tanto espacio no exista una forma de aparcar de forma gratuita.

Desde el parking comienzo a ver cohetes, me dirijo hacia ellos y encuentro la entrada del parque. Preparad dólares amigos porque hoy los vamos a necesitar!

En efecto la entrada son unos cincuenta pavos, aunque también hay programas especiales que incluyen comidas con astronautas, visitas al centro de control de lanzamientos y alguna opción más.

Si estás interesado en cualquiera de estas actividades el Kennedy Space Center dispone de una web muy completa donde incluso puedes comprar las entradas.

Ahora ponte en mi pellejo, alquilo un coche solo, vengo desde el otro lado del estado y quiero comprar un montón de tazas de recuerdo, pues has acertado! me compro la entrada normal que sus  buenos 50 dólares me cuesta y seamos sinceros ¿para que quiero yo hablar con un astronauta? ¿para hacerle la pregunta de cómo hacen pis en el espacio? pues aunque sea un poco precipitado ya te puedo avanzar que con la entrada normal puedes disfrutar de un día completo de emociones espaciales, de hecho llegué cuando abrían las instalaciones y prácticamente me tuvieron que echar a última hora y no pude comer por falta de tiempo!

image

No tuve que sufrir ningún tipo de cola para comprar las entradas, sin embargo para hacerme una foto delante del logotipo de la Nasa que hay nada más entrar en el recinto había montones de familias. Es normal, todos llegamos con ansiedad por inmortalizar el  momento, pero no sufras, dentro hay más lugares similares para esa foto emblemática o, incluso tienes una opción mejor, de la que sales ya nadie se para, supongo que debido a la saturación de artilugios espaciales que vas a visitar, ese cartel ya parece poca cosa.

image

Nada más entrar en el recinto te vas a encontrar una especie de huerta de cohetes, todos sembraditos apuntando al cielo, algunos ya maduros y tumbados a ras de suelo, ¡qué fálico compendio de la ambición humana del siglo XX! pues bien, no los pases por alto, tienes delante de ti la apasionante historia de los proyectos espaciales estadounidenses.

La siguiente parada será un cine IMAX.  Realmente en este momento me siento un poco decepcionado , porque después de todos los esfuerzos que anteriormente te  he descrito para visitar este lugar, la sensación de que te vas a meter en el mismo cine que puedes disfrutar en tu ciudad, hace que te frustres un poco. Pero no te preocupes. Ten paciencia.

La película hace que entres en un estado de empatía con todo lo que vas a ver, crea la atmósfera necesaria para que la visita sea más intensa, tanto es así,  que al salir del cine ya había decidido que “de mayor”  quería convertirme en astronauta 😜.

image

Paseo por el centro de recepción de visitantes y percibo que ha vivido tiempos mejores. Muchos de los establecimientos están cerrados y, lo que hace años tuvo que ser un deslumbrante conato de parque de atracciones al más propio estilo americano, hoy luce desgarbado y quizás un poco obsoleto en ciertas áreas. Iba yo ensimismado en estas reflexiones cuando encontré la tienda principal de recuerdos y en ese momento todo cambió…. era una auténtica pasada. De verdad que quería comprarme absolutamente todo, los uniformes, miles de parches, tazas geniales. Le pones el logotipo de la nasa a cualquier cosa y todo mejora. Me hubiese gastado todo lo que tenía en tonterías, aún así, me traje muchas cosas que no necesito para nada y ahora campan por casa recordándome , no mi visita a Cabo Cañaveral, sino que soy en desastre en lo que respecta al orden.

image

Dejé las compras para después y me puse a esperar una ordenada cola que lleva a una parada de autobús. al disponer de wifi todo el centro las esperas se hacen más amenas.

El autobús nos lleva por las amplias carreteras que comunican el centro de visitantes con los laboratorios,edificios de control y de las numerosas plataformas de lanzamiento que ocupan todo el cabo. Un guía explica  en inglés las curiosidades que van apareciendo en nuestras ventanillas.

Realmente las curiosidades son infinitas, pero lo que más llamó mi atención fue sin duda el vehículo de transporte por orugas que la NASA utiliza para mover los cohetes desde el centro de ensamblado hasta la plataforma de lanzamiento 39.

image

Cuando se construyó fue el vehículo terrestre más grande del mundo y tras varias remodelaciones no muy agresivas, sigue transportando cohetes con la fuerza de sus motores diesel con más de 2700 cv por esta pista de grava a una tortuosa velocidad de no más de una milla por hora desde 1965, año de su construcción.

Al cabo de unos kilómetros vemos aparecer al monstruo que permanece aparcado no lejos de la plataforma de lanzamiento 39, la más utilizada. El autobús rodea la plataforma y nos descubres mas plataformas de lanzamiento menores.

image

Todo parece ser demasiado arcaico, pero desprende el encanto de los objetos o lugares que ya superaron ese momento en el que algo es viejo y caduco y comienza a brillar de nuevo con la luz con la que que la historia ilumina los rincones donde el hombre marcó sus hitos. Como puedes comprobar, en este momento ya empezaba a emocionarme jejeje.

Sin embargo me parecía poco y me arrepentía de no haber comprado entradas más caras, y de repente el bus se paró delante de un edificio que no parecía gran cosa. Dentro, otro teatro con una gran pantalla, otra película que también consigue ponerme los pelos de punta. Termina la peli y como ovejas nos pasan a otra sala y …ohhhh la sala de control de las misiones Apolo y en particular la número XI, que consiguió llegar a la luna.

image

image

No me puedo llegar a imaginar la cantidad de tensión, nervios y angustia que se habrán vivido en esta sala, supongo que si esas emociones quedan registradas y encapsuladas en el ambiente, aquí se podrían grabar psicofonías más claras que el Rock in Rio.

Y seguidamente cuando ya piensas que nada lo puede superar, abren unas puertas y WOOOOOOOOW!!!!!!! en ese momento se te caen los calzoncillos al suelo y te enfrentas a la magnánima figura yacente del SATURNO V, que impresionante ver esas dimensiones y que increíble imaginar todo el esfuerzo que supuso crear ese monstruo. En este lugar colmé mis aspiraciones y disfruté como un niño. Tanto es así que en la tienda de souvenirs la dependienta me preguntó si estaba disfrutando de mi día y en ese momento la emoción se hizo dueña de mi voz y empecé a poner pucheros, casi se me cae una lagrimilla ante la estupefacción de la pobre señora que no sabía muy bien si yo era feliz o tenía algún problema jajaja.

image

En el mismo edificio, inmenso edificio también puedes disfrutar de una exposición de trajes espaciales y objetos curiosos de la misión lunar y de otras misiones, así como cápsulas y vehículos lunares y todas las tonterías, que como buen friki, seguro que te harán sentir…en la luna! obviamente jeje.

image

Después de salir de aquí se puede decir que ya estaba cansado de hacer fotos, de repasar la historia espacial con toda la información posible y por supuesto estaba completamente satisfecho de haber venido.

image

Nos subimos al autobús de vuelta al centro y aún me quedaba una sorpresa indescriptible y que sinceramente no pude aprovechar en toda su magnitud porque el tiempo me acuciaba. Se trata del edificio donde exponen el transbordador Atlantis..enterito y colgado del techo como si fuese un chorizo. Es alucinante y la forma en que lo ves al entrar lo es aún. Accedes con un grupo de gente a una enorme sala donde te ponen imágenes que literalmente te rodean y te explican la historia de los transbordadores y de, en particular, el Atlantis, la nave que puso en órbita el telescopio Hubble, gracias al cual pudimos descubrir imágenes incógnitas de la maravillosanebulosa de Orión , y que participó en el ensamblaje de la estación espacial internacional.

image

Y realmente, el show visual está magníficamente realizado y me vuelvo a emocionar y cuando el mismo telón de fondo que sirve para proyectar la película se abre a modo de compuerta y ves el transbordador, piensas que es un extraordinario espectáculo que sólo los americanos pueden orquestar de una forma tan emotiva.

image

image

Siento mucho haber roto el factor sorpresa. Ahora cuando lo visites, quizás te encuentres con una decepción, pero de todas formas debes de visitarlo, porque hay simuladores que no probé y actividades muy atractivas. Ya pensaba más en los atascos de vuelta a la bahía de Tampa que en ninguna otra cosa y sobre todo que, inexplicablemente , había terminado las baterías de la cámara, y de esa manera no se puede ir a ningún sitio jeje.

image

Espero que hayas sentido parte de las emociones que se apoderaron de mi este día. Yo ya mandé un currículo a la Nasa para que me envíen de voluntario a la conquista de Marte. Seguro que, si salgo seleccionado, más de uno en este planeta se alegrará de la noticia ;b

En la siguiente entrega hablaré delParque Nacional de los Everglades en el Sur de Florida y de mi paseo en aerodeslizador. No te lo pierdas 🙂

ENGLISH VERSION

The access road to Cape Canaveral strikes me as mythical as the fate itself. A straight surrounded by marshy vegetation and overflowing nature it seems that exactly … leads nowhere.

However the visitor reception center is there, just to the right of a police control which cuts off into areas that looks much more interesting. The only place where leads the mandatory direction is to a parking where you have to pay ten dollars. It seems curious that in a place with so much space there is no way to park for free.

From the parking I start to see rockets, I turn toward them and find the park entrance. Prepare dollars friends because today we’re going to need it!

Indeed entry are about fifty bucks, but there are special programs that include meals with astronauts, visits to the launch control center and any other options.

If you are interested in any of these activities, the Kennedy Space Center has a complete website where you can even buy tickets.

Now put yourself in my shoes, I rent a car alone, I come from across the state and want to buy a lot of souvenirs, then you’re right! I buy the normal entrance ticket. It cost me $ 50 and…to be truth, why would I want to talk to an astronaut? To ask the question of how to pee in the space?
Really with the normal ticket I enjoyed a full day of spatial emotions, actually I arrived when they opened the facilities and practically they had to throw me out at the last minute and I did not eat because of lack of time.

I did not have to suffer any queue to buy tickets, but to take a picture in front of the logo of the Nasa there upon entering the complex there were lots of families. It’s normal, everyone arrived with anxiety to try to capture the moment, but do not suffer for that, cause there are similar places for take that iconic photo or even have a better option.

Upon entering the site you’ll find a kind of garden of rockets all pointing to the sky, some lying at ground level, which phallic compendium of twentieth century human ambition! Well, not overlook, you have in front of you the fascinating history of American space projects.

The next stop is an IMAX cinema. Actually at this point I feel a little disappointed, because after all the efforts that I have described above to visit this place, the feeling that Im going to see the same film that you can enjoy in your city, makes me feel frustrated a little bit. But do not worry. Be patient.

The film makes you go into a state of empathy with everything you’ll see, creates in your mind the need to make the visit more intense, so much so, that after the movie I had already decided that I wanted to become in an astronaut.

Walk through the visitor reception center and perceive that it has seen better days. Many of the shops are closed, a place that years ago had to be a dazzling outbreak of amusement park’s own American-style, today looks ungainly and perhaps a bit obsolete in certain areas. I was lost in these reflections when I found the main gift shop and at that moment everything changed …. it was a blast. Really I wanted to buy absolutely everything, uniforms, thousands of patches, cups.. You put the logo nasa anything and everything improve. I brought many things I do not need at all and now roam from home reminding me, not my visit to Cape Canaveral, but I am a disaster when it comes to order.

I stopped shopping and then I started to expect an orderly queue leading to a bus stop. To have wifi throughout the center waits become more enjoyable.

The bus takes us through the wide roads that connect the visitor center with laboratories, launch control areas and numerous launch pads occupying all out. A guide explosión us curiosities that appear in our windows.

Curiosities really are endless, but what caught my attention was undoubtedly the transport vehicle that NASA used to move the rocket from the center of the assembly to the launch pad 39.

When it was built was the largest land vehicle in the world and after several renovations, continues to transport rockets to the strength of their 2700 HP diesel engines in a slow speed of not more than a mile per hour since 1965, the year of its construction.

After a few kilometers we see appear the monster that remains parked not far from the launch pad 39, the most widely used. The bus around the platform and we discover more smaller launch platforms.

Everything seems to be too archaic, but from the charm of objects or places that already exceeded the time in which something is old and outdated and begins to shine again with the light that history illuminate the places where the man marked milestones. As you can see, at this time I was beginning to get excited lol.

However it seemed a short tour and I regretted not buying more expensive tickets, and suddenly the bus stopped in front of a building that does not look amazing. Inside, another theater with a large screen, another awsome film . The movie ends and we go like sheep to another room and … ohhhh the control room of the Apollo missions! and in particular the number XI,that reach the moon.

I can not imagine the amount of tension, nervousness and anxiety that have lived in this room, I guess if those emotions are recorded and encapsulated in the environment along the times here could record cleare than in a Rock concert

And then when you already think that nothing can overcome, opening doors and WOOOOOOOOW !!!!!!! then you fall down your shorts and you face the magnanimous recumbent figure of Saturn V, which impressive to see these incredible dimensions and imagine all the effort involved in creating this monster. In this place I fill my aspirations and I enjoyed as a child. So much so that in the souvenir shop the clerk asked if I was enjoying my day and then the excitement became mistress of my voice and started putting a baby face, I almost drop a crybaby! to the astonishment of the poor lady who was not sure if I was happy or I had any problem lol.

In the same building, huge building you can also enjoy an exhibition of spacesuits and curiosities of moon mission and other missions, as well as capsules and lunar vehicles and all the nonsense that sure will make you feel. ..in the moon! obviously! hehe.

After leaving here I can say that I was tired of taking pictures, reviewing space history with all information and of course was completely satisfied to come.

We got on the bus back to the center and I still had an indescribable surprise and honestly could not take advantage of the full extent because time nagged me. This is the building where the shuttle Atlantis is exposed and hung from the ceiling as if it were a sausage. It is amazing and the way you see upon entering is even more so. Enter with a group of people in a huge room where you literally see pictures around you and explain the history of the space shuttles and in particular the Atlantis, the spacecraft to put into orbit the Hubble telescope, through which we discover marvellous unknowns images of Orion Nebula, and participated in the assembly of the International Space Station.
And really, the visual show is beautifully done and I turn to thrill as the same backdrop that serves to project the film opens as a hatch and see the shuttle, you think it’s an extraordinary show that only Americans can orchestrate in such an emotional way.

I’m sorry to have broken the surprise, now when you visit, you might find a disappointment, but you still need to go, because there are simulators that I did not try and they look very attractive. And I thought jams back to Tampa Bay in anything and everything, inexplicably, was over the camera batteries, and thus you can not go anywhere hehe.

I hope you sense of the emotions that gripped me this day. I already sent a resume to NASA to send me volunteer to conquer Mars. Sure, if I leave selected, more than one in this world will rejoice the news ;b

In the next post I will write about Everglades nacional park in South Florida and my hovercraft ride. Do not miss it 🙂

Anuncios

4 comentarios en “Cabo Cañaveral, Kennedy Space Center ( Florida ) parte 2

  1. Tomas, gracias por compartir tus impresiones de forma tan divertida y con tanto “estilo propio”.
    Dan ganas de coger la maleta y descubrir esos sitios ya!!!
    Que bien te lo pasas y como disfrutas!!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s